Datos personales

Mi foto

Abogado,escritor, profesor y conferenciante. Es miembro del  Capítulo Español del Club de Roma y cofundador del Club de Doñana. Fue miembro del Patronato del Parque Nacional de Doñana durante 25 años y vicepresidente del Comité Español del Programa Hombre y Biosfera de la UNESCO, entre otros. Es autor de doce libros, el último  El Hombre Insostenible (2012) y coautor de veintidós más. En 1996, se le dedicó su nombre a una nueva especie de rana, Celsiela vozmedianoi sp. nov, descubierta en Venezuela; y en el año 2013 se le ha dedicado su nombre a una nueva especie de diatomea, Eunotia vozmedianoi sp. nov, descubierta en Doñana: Etimología: El epíteto específico es en honor del Sr. Jesús Vozmediano, abogado ambientalista, por sus constantes esfuerzos por preservar Doñana para el futuro.”
En la actualidad estoy escribiendo mis memorias en dos blogs de libre acceso a su lectura: 
Memorias de Doñana:http://memoriasdedonana.blogspot.com.es / y 

lunes, 5 de mayo de 2014

ACROÁTICA nº 10. 5 de mayo del año 2014.

MEMORIAS DE DOÑANA   http://memoriasdedonana.blogspot.com.es/

Mis Memorias progresan adecuadamente, encontrándome ya en el  año 1992, aunque con algunos “saltos” a posteriores años.
                Releyendo las actas del Patronato no dejan de aparecer “perlas” como las siguientes, que constan en el Acta de Pleno del Patronato del P. N. de Doñana, de 6  de mayo  de 1994, presidido por Carlos Romero:
“(…)  el Sr. Vicepresidente hace referencia a la noticia recogida en los medios de comunicación en relación con la posible contaminación de los aportes de agua a Doñana, originada por el almacenamiento de ácidos débiles procedentes del Polo de Hue1va, en las escombreras de Aznalcóllar. Explica que estos productos, que antes se vertían directamente a la ría, se vienen almacenando en Azna1cóllar hace tres o cuatro años en un sistema cerrado, sin posibilidades de lixiviación. La Agencia de Medio Ambiente controla estos depósitos. La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha informado que sus análisis del río Guadiamar arrojan parámetros totalmente aceptables.
            “El Sr. Castroviejo hace referencia a la bibliografía del Dr. Arambarri en la que se recoge que el acúmulo de materiales pesados en Doñana provienen de las minas de Azna1cóllar y solicita que esta información del Vicepresidente sea remitida por escrito.
            “El Sr. Delibes muestra su preocupación en el sentido de que pudiera producirse la rotura de las balsas de almacenamiento, lo que provocaría filtraciones, que, al ser un proceso lento, sería detectado con mucho retraso.
            “El Sr. Vicepresidente responde que, si esto sucediera, siempre posible aunque poco probable, entiende que los controles de la Confederación no  (sic) lo detectarían de forma inmediata.”
             Y, aunque parezca increíble, esto fue todo. No se profundizó, ni se adoptó  absolutamente ni una sola propuesta de más información, de análisis en profundidad de las noticias de prensa, ni que por la Agencia de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, etc., se investigase e informase al Patronato, etc. Una vez más la desidia latina se puso de manifiesto.
             Y, como el lector recordará, sucedió lo que tenía que pasar: la catástrofe ecológica por la rotura de la presa minera de Aznalcóllar, que ahora se pretende  reabrir.
            P.D.: Este e-libro, que nació en  el mes de diciembre del año  2012, ha alcanzado al día de hoy las 1.026  páginas escritas, con  718  lectores de  23  países  y  3.836  páginas leídas.
          NOTAS  ACLARATORIAS:  
          A) El Índice General actualizado de  MEMORIAS DE DOÑANA se encuentra en la columna de la izquierda del  e-Libro-Blog.
En Índice  del  Libro se encontrarán  todos los capítulos y subcapítulos publicados  hasta la fecha.
En  Diccionario Enciclopédico”,  todas las diversas “voces” ya escritas.
Y, en  Anexo, todos los índices: bibliográficos, onomásticos, temáticos, etc.
Bastará posicionar  encima de la sección  o epígrafe deseado  el cursor y presionar, para que aparezca en pantalla el texto buscado.
B) Con el buscador se puede localizar la palabra o tema clave que se desee, en los capítulos correspondientes.
Ruego al  lector que me escriba con sugerencias, aportaciones, nueva bibliografía de la que tenga conocimiento, lagunas o errores que detecte (que serán muchos, obviamente), críticas, etc., todas las cuales serán atendidas y muy agradecidas: